La depuración, asignatura pendiente

9 de abril de 2012 at 21:52 Deja un comentario

La depuración, asignatura pendiente

El POT prevé agrupar el tratamiento de las aguas residuales urbanas del arco de la bahía en tres grandes instalaciones · También establece la construcción de pequeñas plantas para Tarifa y el Valle del Guadiaro

A. R. / Los Barrios | Actualizado 08.04.2012 – 01:00

Un técnico supervisa el funcionamiento de la depuradora de Algeciras días después de su puesta en marcha, en una foto del pasado noviembre.

La depuración de aguas, una asignatura pendiente. Conseguir una gestión más eficiente de un recurso siempre limitado como el agua es uno de los objetivos troncales del Plan de Ordenación del Territorio del Campo de Gibraltar (POT) elaborado por la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda. El documento establece las bases necesarias para el desarrollo a corto, medio y largo plazo (15 años como máximo) de las infraestructuras para cumplir con un tratamiento del agua acorde a las necesidades de la población y la legislación ambiental.

A grandes rasgos, el análisis sectorial del POT establece que existe un equilibrio entre capacidad de almacenaje de agua y consumo anual, si bien se apunta la necesidad de impulsar medidas a medio y largo plazo para poder garantizar el caudal derivado del crecimiento poblacional.

El documento sí reprocha que el saneamiento y depuración de las aguas residuales urbanas es una de las grandes asignaturas pendientes de la comarca. De hecho, es en este ámbito donde más hincapié se hace a la hora de proponer infraestructuras que acaben con el déficit. Según la memoria del POT, el sistema de saneamiento del Campo de Gibraltar presenta una situación complicada en la que, ante la carencia de planificación, se dieron respuestas puntuales con infraestructuras de escasa dimensión. Hoy, gran parte de ellas están desbordadas y obsoletas y también se documenta la existencia de vertidos a ríos y el mar. Son siempre vertidos de aguas negras de origen urbano ya que la industria -especifica el POT- cuenta con sus propios sistemas de tratamiento. Algeciras ha sido, de hecho, un claro ejemplo de vertido directo de aguas residuales al mar hasta hace escasos meses, con la entrada en funcionamiento de la depuradora de Isla Verde.

El Plan recoge que la Mancomunidad de Municipios, a través de la empresa pública Arcgisa, está realizando mejoras para las pequeñas instalaciones depuradoras que se unen a la entrada en servicio de instalaciones como la de Castellar y proyectos ya en curso para la zona de Tarifa.

No obstante, la propuesta principal del organismo supramunicipal para conseguir cerrar el ciclo del agua con el tratamiento de tipo terciario (el más avanzado) pasa por centralizar el tratamiento de todas las aguas residuales del arco de la Bahía de Algeciras (donde se concentra la mayor parte de la población) en tres estaciones depuradoras mediante la ampliación y mejora de instalaciones ya existentes y la proyección de una nueva planta en la zona de Guadarranque. De esta forma se eliminarían las pequeñas y obsoletas. Y todo coronado con un sistema de colectores.

El POT fija el establecimiento de una depuradora con ciclo terciario para la zona oriental de la Bahía de Algeciras (EDAR La Línea) con capacidad para 100.000 habitantes; otra para la zona centro (EDAR Guadarranque) escalada para 75.000 habitantes y una tercera para la zona occidental (EDAR Isla Verde, en Algeciras) con capacidad para depurar las aguas de 200.000 habitantes como principales infraestructuras. Sólo esta última está en servicio con el ciclo terciario mientras que la de La Línea tiene en estos momentos ciclo secundario. La de Guadarranque está en proyecto.

Así, se recoge que Algeciras depure todas sus aguas en las flamantes instalaciones ya operativas de Isla Verde. En cuanto a Los Barrios, actualmente tiene dos plantas que resultan insuficientes (casco urbano y Guadacorte) cuyas labores serían asumidas por la prevista en Guadarranque. Para ello sería también necesaria la construcción de tres colectores de conexión.

La mayor parte de San Roque también derivaría sus aguas hacia la EDAR planificada en Guadarranque mientras que la zona del Valle del Guadiaro contaría con una instalación menor prevista en Guadalquitón para tratar las aguas de San Enrique, Guadiaro, San Martín del Tesorillo (Jimena) y Secadero (Casares, Málaga).

La Línea, por su parte, fusionaría su depuración actual de aguas (instalaciones de La Línea -con ciclo secundario- y Alcaidesa) en una sola mientras que Castellar ya cumple con su depuración conforme a la última tecnología gracias a la reciente entrada en servicio de una planta de tratamiento.

En Jimena constan dos depuradoras, una para el casco urbano y otra en San Pablo de Buceite. Aquí se pretende unificar el tratamiento en Jimena aplicando una mejora a las instalaciones.

Y, por último, en Tarifa (el municipio más complejo por su dispersión) se establece la construcción de cuatro plantas en Tarifa, Bolonia, Atlanterra y El Cuartón que acaben con los problemas históricos que arrastra esta población.

Entry filed under: Uncategorized.

Algas para biofuel: El proximo futuro Soria contará con una nueva depuradora en 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


abril 2012
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: