Archive for 4 de octubre de 2012

La Tubidez y la calidad del agua

La  turbidez  es  uno  de  los  parámetros más importantes en la calidad del agua, es un indicativo de su contaminación, tiene un papel importante en el desempeño de laboratorios de prueba de análisis de las plantas de tratamiento de aguas residuales y de plantas purificadoras agua.

Los sólidos dispersos y las partículas presentes en el agua pueden actuar como portadores de parásitos, bacterias, gérmenes y virus

Así mismo, pueden crear una especie de escudo protector contra la acción del “cloro”, aumentando la necesidad de elevar las concentraciones normales del mismo en agua potable para poder obtener el mismo efecto desinfectante sobre el agua.

Los límites de turbidez legalmente establecidos están pensados para garantizar un agua visual e higiénicamente perfecta.

Según la OMS (Organización Mundial para la Salud), la turbidez del agua para consumo humano no debe superar en ningún caso las 5 NTU, y estará idealmente por debajo de 1 NTU.

En momentos de lluvias torrenciales o inundaciones las aguas superficiales arrastran todo tipo de sólidos y microorganismos que en condiciones normales  no lo harían, llevándolos finalmente a embalses y acuíferos aumentando la turbidez exponencialmente con el consiguiente riesgo para la salud.

Entre los daños que pueden provocar los desastres naturales, el riesgo más serio y grave, por sus consecuencias es la contaminación en gran escala del agua potable. En esta situación muchas enfermedades usualmente asociadas a la falta de higiene pueden adoptar formas de enfermedades de origen hídrico y afectar a gran parte de la población. La contaminación del agua potable y del suelo puede asumir diversas formas:

 • Contaminación de las fuentes superficiales de agua potable, por arrastre de animales muertos a las cercanías de las tomas, por aumento excesivo de la turbidez del agua, o por arrastre de otro tipo de sustancias tóxicas o contaminantes.

• Contaminación de las fuentes de aguas subterráneas cuando el nivel de inundación sobrepasa la altura del brocal de los pozos y se vierte directamente sobre pozos u otras captaciones.

• Al subir el nivel del agua en los ríos o cuerpos de agua donde desaguan los alcantarillados sanitarios y pluvial, se puede producir el reflujo de las aguas servidas, escurriendo hacia atrás por las alcantarillas e inundando con aguas servidas tanto el interior de viviendas y pisos bajos de los edificios como las vías públicas. En las viviendas ocurre a través de los propios artefactos sanitarios y piletas; en las calles, a través de las cámaras de inspección y de los sumideros de aguas lluvias.

Los  Turbidímetros portátiles son adecuados para el análisis de la turbidez en agua de consumo pudiendo realizar medidas “in situ” dando una seguridad alimentaria a nuestros usuarios sin necesidad de esperar que lleguen los resultados del laboratorio. Evitando el consumo de agua no optima en un momento determinado.

Los turbidimetros de laboratorio, aseguran que dicha agua está en condiciones de ser consumida.

Los equipos de proceso, ayudarían a evitar que el agua con altos niveles de turbidez pudiese llegar a ser consumida sin la presencia de personal Humano.

Anuncios

4 de octubre de 2012 at 11:06 Deja un comentario


octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031