Archive for 2 de febrero de 2014

Evaporación nueva fuente de energía renovable.

Imagen

 

La evaporación del agua podría ser la mayor fuente de energía en la naturaleza. En un esfuerzo por demostrar el potencial de este recurso sin explotar,  unos investigadores han creado prototipos de generadores eléctricos con láminas de caucho que se mueven en respuesta a los cambios de humedad gracias a una capa de esporas bacterianas.

En un estudio de 2012 publicado en el Journal of the Royal Society Interface , Sahin, junto con el Instituto Wyss miembro Core Facultad L. Mahadevan, Ph.D., y Adam Driks, Ph.D., profesor de microbiología e inmunología en la Universidad de Loyola Chicago Stritch School of Medicine, detalló cómo una bacteria del suelo llamada Bacillus subtilis se seca hasta convertirse en una dura y arrugada espora. Estas esporas pueden ser casi inmediatamente restauradas a su forma original cuando vuelve a rehidratarse.

Para medir la energía que guardaban las esporas deshidratadas, tras rehidratarse y convertirse nuevamente en bacterias, recubrieron una pequeña tableta de silicio flexible en una solución que contiene las esporas con la suposición de que sería capaz de medir la fuerza de la humedad observada en un microscopio de absorción atómica. Para su sorpresa, antes de que pudieran verlo bajo el microscopio, este fenómeno podía observarse  a simple vista la curvatura y estiramiento de la tableta  en respuesta a los sutiles cambios de la humedad del aliento humano.

 

 VIDEO: Demostración rehidratación

Los investigadores descubrieron que la tableta flexible recubierta de esporas podría generar 1.000 veces más fuerza que el músculo humano cuando la humedad se incrementa desde un día soleado a uno seco para un día brumoso y húmedo – esto es 10 veces mayor que los materiales utilizados en la actualidad para construir actuadores. También calculó que humedecer 1 lb (0,45 kg) de esporas secas podría generar suficiente fuerza para levantar un coche 3,2 pies (1 m) del suelo.

 

Leer más: Bacterias deshidratadas

2 de febrero de 2014 at 20:32 Deja un comentario

El magma podría sustituir a la energía nuclear ?

20140202-120425.jpg

Teniendo en cuenta los problemas generados en Japón con sus centrales nucleares y que es un país donde la actividad volcánica es constante, deberían plantearse elegir fuentes de energía limpias alternativas como la geotérmica procedente del magma, cuyo claro ejemplo se ha realizado en Islandia.
Unos geólogos que en 2009 estaban realizando una perforación para abrir un pozo con el que examinar la actividad geotérmica del subsuelo cerca del volcán de Krafla, en Islandia, tropezaron con un problema para el que no estaban preparados: magma (roca fundida o lava subterránea) que fluyó inesperadamente en el pozo a una profundidad de 2,1 kilómetros, forzando a los investigadores a detener su trabajo de perforación. Sin embargo, aunque el flujo de magma truncó aquel proyecto, les ha dado a los científicos una oportunidad única para estudiarlo y evaluar un sistema geotérmico muy caliente como fuente de energía.

20140202-120526.jpg

El pozo que habían estado excavando había sido diseñado inicialmente para buscar recursos geotérmicos hasta 4,5 kilómetros de profundidad.
Actualmente, un tercio de la energía eléctrica y el 95 por ciento de la calefacción de las viviendas en Islandia se producen a partir de vapor y agua calientes que están presentes de manera natural en terrenos volcánicos.

El aspecto económico de generar electricidad a partir de tal vapor geotérmico mejora cuanto más altas sean su temperatura y su presión. Dado que cuanto mayor es la profundidad a la que se perfora en una zona caliente, más altas son la temperatura y la presión, debe ser posible llegar a una cota dónde exista un fluido más denso con un contenido muy alto de calor, pero también con una viscosidad inusualmente baja. Aunque fluidos de esta clase se usan en grandes centrales termoeléctricas que funcionan quemando carbón, nadie había tratado de usar a los que deben existir de manera natural en las zonas más profundas de las áreas geotérmicas.
Después de análisis detallados, Elders y sus colegas han comprobado, entre otras cosas, que aunque el volcán Krafla, al igual que todos los demás volcanes de Islandia, es basáltico (el basalto es una clase de roca volcánica que contiene entre un 45 y un 50 por ciento de sílice), el magma que encontraron es de riolita (una roca volcánica que contiene entre un 65 y un 70 por ciento de sílice).

En el futuro, estas masas de magma poco profundas podrían convertirse en atractivas fuentes de energía en cualquier parte del mundo.

2 de febrero de 2014 at 12:18 Deja un comentario


febrero 2014
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728