Archive for 13 de julio de 2014

Energía azul, obtenida de la diferencia de salinidad del agua salada y dulce.

20140712-193957-70797578.jpg

De las aguas se puede obtener energía maremotriz, energía undimotriz, energía de las corrientes marinas, sistemas que usan tecnologías hidráulicas para transferir la energía de las olas hasta la costa y una novedosa fuente de energía denominada Energía Azul que aprovecha diferencia de salinidad entre el agua de mar y el agua de río. No es una idea nueva; la energía de salinidad surgió en los años cincuenta del siglo pasado cuando se intentó extraer agua potable del mar. Cincuenta años más tarde, la tecnología está aún en pañales. La energía azul u osmótica es la energía obtenida por la diferencia en la concentración de la sal entre el agua de mar y el agua de río con el uso de la electro-diálisis inversa (o de la ósmosis) con membranas de iones específicos. El residuo en este proceso es agua salobre. La mezcla de agua dulce procedente de los ríos con el agua salada del océano libera altas cantidades de energía. La energía liberada al mezclar aguas con diferente salinidad no es fácilmente visible como un torrente violento de agua o un géiser de vapor caliente. Sin embargo, la energía está ahí y cualquiera que haya intentado separar la sal del agua del mar sabrá que se necesita gran cantidad de energía. Cuando se pone una membrana semi-permeable (es decir, un membrana que retiene los iones de sal pero permite el paso del agua) entre dos tanques que contienen agua dulce y agua salda respectivamente, se observará un flujo neto de agua hacia el lado del agua salada. Si el tanque de agua salada tiene un volumen fijo la presión se incrementaría hasta un máximo teórico de 26 bares. Esta presión es equivalente a una columna de agua de unos 270 metros de altura. La energía proveniente del agua a presión disponible puede ser usada para generar energías renovables amigables con el medio ambiente. Esto ocurre si la mezcla puede hacerse controlando la presión en el lado del agua salada. El proceso se denomina presión osmótica retrasada (PRO) y es un proceso técnicamente viable, aproximadamente la mitad de la energía teórica puede ser transformada en energía eléctrica, haciendo de la energía azul una nueva fuente de energía renovable. La obtención de la energía azul se realiza mediante plantas osmóticas.

20140712-194158-70918298.jpg

El proceso se basa en filtrar el encuentro de las dos aguas mediante una membrana semipermeable, que va del agua con mayor concentración a la de menor y que impide la entrada de sedimentos ni otras partículas que puedan encallar el sistema. La presión osmótica se deriva a una turbina conectada a un generador para que produzca energía.

Anuncios

13 de julio de 2014 at 12:00 Deja un comentario


julio 2014
L M X J V S D
« Jun   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031