Posts filed under ‘energía’

Paneles solares Biológicos

Los estudios sobre las estructuras de algunos de los sistemas naturales recolectores de luz más eficientes están marcando el camino para las nuevas generaciones de células solares inspiradas por fenómenos biológicos naturales.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington en San Luis y el Laboratorio Nacional estadounidense de Oak Ridge (ORNL, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo un análisis de la estructura de clorosomas en bacterias verdes fotosintéticas.

Los clorosomas son eficientes en la recolección de luz solar para convertirla en otras formas de energía, incluso en ambientes extremos y con poca luz.

El clorosoma es una de las «antenas» más eficientes para la captura de energía solar que ha sido encontrada en la naturaleza, tal como enfatiza Volker Urban del Centro de Biología Molecular Estructural, dependiente del ORNL

El equipo de investigación analizó la estructura de los clorosomas bajo diferentes condiciones térmicas e iónicas, y ha comprobado que ésta cambia muy poco bajo todas estas condiciones, lo que demuestra que son muy estables.

Esto es sumamente importante para las aplicaciones biohíbridas potenciales, como por ejemplo recolectar la energía solar en materiales sintéticos de una célula solar híbrida.

clrosoma

El tamaño, la forma y la organización de ciertos complejos bioquímicos que recolectan energía solar, como los clorosomas, son factores críticos en la transferencia de electrones a los electrodos semiconductores de los dispositivos de energía solar.

Conocer mejor cómo funcionan los clorosomas en la naturaleza podría ayudar a los científicos a imitar sus mecanismos con el fin de crear células solares híbridas inspiradas en la biología y con una eficiencia comparable a la de sus homólogas naturales.

Estos son los nuevos paneles solares Biológicos

celula-solar-biologica2

Poco a poco, se están realizando nuevas investigaciones con el fin de aumentar la eficiencia de estas placas, para que pronto puedan ser trasladadas a la población.

Uno de los últimos avances ha sido llevado a cabo en la Universidad de Binghampton, suponiendo un gran paso en el desarrollo de este tipo de dispositivos. Y es que, por primera vez, han logrado conectar nueve celdas solares biológicas, dando lugar a un verdadero panel solar biológico capaz de generar electricidad con una potencia mucho mayor de la conseguida hasta ahora, 5’59 microvatios.

Este mismo grupo de investigación ya comenzó a introducir mejoras en este procedimiento el año pasado, al cambiar los materiales tradicionales por otros que parecían aumentar la eficiencia y, sobre todo, al sustituir el método tradicional de doble cámara para albergar las bacterias por otro mejor, basado en los microfluidos.

Por lo tanto; estos paneles, que aprovechan la fotosíntesis  y la respiración celular continuamente en ciclos de 12 horas día-noche, generan electricidad con un rendimiento superior a los obtenidos hasta el momento y, tras un largo proceso de mejora, podrían suponer el futuro del suministro eléctrico a largo plazo en lugares remotos, donde la sustitución frecuente de la batería no resulta práctica.

Sin embargo, a pesar de los grandes avances realizados, a estos científicos aún les queda mucho por andar; ya que, en la actualidad, un panel solar típico, compuesto por 60 células fotovoltaicas, es capaz de producir 200 vatios de potencia, mientras que uno del mismo tamaño, basado en celdas solares biológicas, produciría unos 0’00003726 vatios. De momento es muy poco, pero están empezando por lo que es posible que en breve el rendimiento sea mucho mayor.

15 de abril de 2016 at 11:53 Deja un comentario

Energía solar nocturna

IMG_5142.JPG

Uno de los problemas mas significativos de la energía solar, es que esta ahí, disponible, pero solo durante el día, solo durante días soleados, o sea que por momentos sobra y por momentos falta. Almacenarla no es un tema trivial y es aquí donde científicos del Technion han dado un paso gigante. Usando el poder del sol y películas ultrafinas de óxido de hierro (comúnmente conocido como óxido), investigadores israelíes han encontrado una nueva manera de dividir las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno.

El descubrimiento, publicado esta semana en Nature Materials, podrían conducir a sistemas mucho menos costosos y más eficientes para almacenar energía solar en forma de combustibles basados en hidrógeno. Esto podría ser un gran paso adelante en el desarrollo de un “reemplazo viable” a los combustibles fósiles.

“Nuestro enfoque es el primero de su tipo”, dice el investigador principal, Profesor Avner Rothschild, del Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería. “Hemos encontrado una manera de atrapar la luz en películas ultrafinas de óxido de hierro que son 5.000 veces más delgadas que una hoja de papel de oficina normal. Esta es la clave que permite lograr una alta eficiencia y un bajo costo.”

El óxido de hierro es un material semiconductor barato de producir, estable en elagua, y a diferencia de otros semiconductores como el silicio puede enfrentar el oxido, sin ser corroído, o descomponer se. Pero también presenta desafíos, el más grande de los cuales fue encontrar una manera de superar sus malas propiedades de transporte eléctrico. Los investigadores han luchado durante años con esto.

“Nuestra trampa de luz, supera esta desventaja, lo que permite una absorción eficiente de las películas ultrafinas en el que los portadores de carga fotogenerados se recogen de manera eficiente”, dice el profesor Rothschild.

El avance podría hacer posible el diseño de células solares baratas que combinan fotoelectrodos ultrafinos de óxido de hierro con las células fotovoltaicas convencionales basadas en silicio u otros materiales para producir electricidad e hidrógeno.

Según el Profesor Rothschild, estas células podrían almacenar la energía solar para uso según la demanda, 24 horas por día. Esto está en marcado contraste con las células fotovoltaicas convencionales, que proporcionan energía sólo cuando brilla el sol (y no por la noche o cuando está nublado).

Los resultados también se podría utilizar para reducir la cantidad de elementos extremadamente raros que la industria de panel solar utiliza para crear el material semiconductor en sus segunda generación de células fotovoltaicas.

El método del equipo Technion captura la luz de forma que podría ahorrar el 90% o más de los elementos raros como el telurio e indio, sin comprometer su rendimiento.

El Instituto Technion-Israel de Tecnología es una importante fuente de innovación y la capacidad intelectual que impulsa la economía israelí, y la clave de renombre de Israel como en el mundo “.

Sus tres ganadores del Premio Nobel ejemplifican la excelencia académica. Technion personas, ideas e inventos que hagan contribuciones incalculables al mundo, incluyendo medicinas para salvar vidas, energía sostenible, informática, conservación del agua y nanotecnología.

6 de noviembre de 2014 at 08:35 Deja un comentario

Una modificación de E.coli producirá propano de forma ecológica

Estas pequeños seres, que están presentes en cualquier lugar y que son fácilmente reproducibles a muy bajo coste pueden proporcionarnos el Propano que utilizamos para calentarnos o cocinar de manera natural mediante una pequeña modificación.

E.coli producirá propano

Un proyecto de investigación británico ha conseguido desarrollar un proceso que convierte a una colonia de bacterias en excretoras de propano. Este gas, que normalmente se extrae del refinado del petróleo y el gas natural, ya es un combustible con toda clase de aplicaciones: desde hornillos de camping a automóviles e infraestructuras.

Los científicos responsables del trabajo, del Imperial College de Londres, han encontrado la manera de alterar la forma en la que se reproduce la bacteria E. Coli. Y que, en vez de formar membranas celulares, los ácidos grasos que iban a formarlas acaben transformados en propano. «Aunque es una investigación en una etapa muy temprana, nuestro prototipo ofrece un método para la producción renovable de un combustible que hasta ahora solo se podía obtener de las reservas de hidrocarburos», asegura Patrik Jones, líder de la investigación.

«Aunque de momento hemos producido muy poca cantidad de combustible, éste está listo desde el primer momento para utilizarse en un motor», explica el investigador. «Esto abre la puerta a una futura producción sostenible de combustible renovable que al principio podría complementar y después reemplazar los combustibles fósiles como el diesel, la gasolina, el gas natural o el combustible aeronáutico».

Además de indagar en el proceso que han descubierto, los investigadores quieren crear un organismo sintético fotosintético que aprovecha la luz del sol como fuente de energía– capaz de hacer el ciclo completo de forma autosuficiente.

 

 

Leer más: Scientists Use E.coli To Generate Renewable Propane

3 de septiembre de 2014 at 16:51 Deja un comentario

La sal marina abaratará las células solares.

20140703-005250-3170135.jpg

Se trata del cloruro de magnesio, tan eficiente como el cloruro de cadmio. Así lo aseguran los investigadores de la Universidad de Liverpool, que han descubierto que el cloruro de magnesio puede reemplazar al cloruro de cadmio en las células solares, a un costo 300 veces menor.
Las células solares más baratas disponibles en la actualidad tienen una capa de sulfuro de cadmio, a continuación, una capa de teluro de cadmio, seguido por una capa de cloruro de cadmio. Esta capa final aumenta la eficiencia del panel solar en la conversión de sólo 2% de la luz solar en electricidad, a conversión de 15% de la luz solar en electricidad. Es por ello que el físico Jon Mayor y su equipo han descubierto que el cloruro de magnesio se extrae del agua del mar alcanza el mismo impulso a la eficiencia, de modo que se puedan hacer células solares con este material y abaratar el coste.

Para ello, el equipo utilizó un proceso de deposición de pulverización catódica para depositar la primera capa de teluro de cadmio en una hoja de vidrio ordinario. A continuación, se aplicó teluro de cadmio usando un sistema de sublimación de espacio cerrado. La capa de cloruro de magnesio se pulveriza sobre la célula solar, que se recuece en un horno. Luego se agregan contactos de oro respaldados para conducir la electricidad producida. Como resultado, se probaron la eficiencia de las células de cloruro de magnesio utilizando un simulador solar para descubrir la efectividad del material aplicado.

Dado que los costes del cloruro de magnesio con de 1 dólar por kilogramo -en comparación con el cloruro a 300 dólares el kilogramo- lo confirma como opción válida. E inclusive no es tóxico el cadmio. Ya se utiliza en productos y procesos tan diversos como para realizar sales de baño, en la fabricación de queso de soja y carreteras de deshielo. Por ello no requeriría de las mismas medidas de manejo cuidadosas como el cloruro de cadmio.

3 de julio de 2014 at 09:55 Deja un comentario

La energía geotérmica de España produciría cinco veces la capacidad eléctrica actual

Mapa-de-flujo-de-calor-en-superficie-de-la-Peninsula-Iberica_image_380La temperatura  aumenta 30 ºC cada kilómetro que se desciende bajo tierra. Este gradiente térmico, generado por el flujo de calor del interior de la Tierra y la desintegración de los elementos radiactivos en la corteza, produce energía geotérmica. Cerca de 500 centrales en todo el mundo ya la utilizan para generar electricidad, aunque en España todavía no hay ninguna.

Sin embargo, el subsuelo de la península ibérica tiene capacidad para producir hasta 700 gigavatios si se explotara este recurso con sistemas geotérmicos estimulados (EGS, por sus siglas en inglés) a entre 3 y 10 kilómetros de profundidad, donde las temperaturas superan los 150 ºC. Así lo confirma un estudio que ingenieros de la Universidad de Valladolid (Uva) publican en la revista Renewable Energy.

“La explotación de un sistema EGS pasa por la inyección de un fluido –agua o dióxido de carbono– para extraer energía térmica de la roca situada unos pocos miles de metros bajo la superficie, y cuya permeabilidad se ha mejorado o estimulado previamente con procesos de fracturación”, explica César Chamorro, uno de los autores, en la información de Sinc. “Después, el fluido calentado se lleva arriba a la central geotérmica, donde se produce electricidad, generalmente mediante un ciclo binario (con intercambio de calor entre el agua y un líquido orgánico), y se vuelve a inyectar al yacimiento en un ciclo cerrado”.

Aunque existen estaciones EGS experimentales en países como EE.UU., Australia y Japón, solo hay una conectada a la red: la de Soultz-sous-Forêts en Francia. El resto de las centrales geotérmicas actuales están en las pocas zonas de la Tierra donde se producen anomalías térmicas y presencia de agua caliente a poca profundidad.

“Sin embargo, los recursos EGS se distribuyen de forma amplia y uniforme, por lo que su potencial es enorme y podría proporcionar una potencia significativa a medio o largo plazo, de forma constante las 24 horas del día”, destaca Chamorro, que compara: “Los 700 GW eléctricos que indica el estudio representan aproximadamente unas cinco veces la actual potencia eléctrica instalada en España, si sumamos la de los combustibles fósiles, la nuclear y la renovable”.

El potencial técnico y el potencial renovable

“Incluso si limitamos el cálculo hasta los 7 km de profundidad», añade, «el potencial alcanza los 190 GW; y entre los 3 y 5 km sería de 30 GW”. Todos estos datos hacen referencia al llamado potencial técnico, que supone un enfriamiento (mediante agua) de 10 ºC en rocas que estén al menos a 150 ºC para extraer una fracción de energía durante un periodo de explotación de 30 años.

Existe otro potencial, el renovable o sostenible, que solo considera la energía eléctrica que se podría obtener si se aprovechara el flujo térmico al ritmo que llega a la corteza desde el interior de la Tierra. Este valor es significativamente menor, y en el caso de España se estima en 3,2 GW. “Parece poco, pero es el equivalente a tres centrales nucleares”, apunta el ingeniero, quien aclara que el límite de potencia instalable sería un valor intermedio entre el potencial técnico y el renovable.

Según el estudio, las regiones en las que se alcanzan mayores temperaturas a menores profundidades, y por tanto, con mayor potencial geotérmico y susceptibles de estudios más detallados para su desarrollo, son Galicia, oeste de Castilla y León, Sistema Central, Andalucía y Cataluña. El motivo es que en su subsuelo hay mayor fricción entre placas del zócalo y presencia de materiales graníticos. Los resultados son una referencia a escala regional, por lo que la instalación de una central geotérmica en un lugar concreto requeriría estudios más detallados.

Para estimar las temperaturas a distintas profundidades (desde los 3.500 m hasta los 9.500 m de profundidad) los investigadores han partido del flujo de calor y temperaturas a 1.000 m y 2.000 m que ofrece el Atlas de Recursos Geotérmicos de Europa, así como de lo datos térmicos de la superficie terrestre que facilita la NASA.

Con esta misma información aplicada a toda Europa los investigadores han publicado otro estudio, en la revista Energy, donde comparan los potenciales de cada país. Turquía, Islandia y Francia son los que presentan mayor potencial. En conjunto, el potencial técnico del continente supera los 6.500 GW eléctricos.

Respeto a la implantación de la tecnología EGS, los autores reconocen que todavía hay problemas importantes que se deben investigar, como las técnicas idóneas de perforación, la mejor forma de fracturar la roca o cómo operar ciclos termodinámicos avanzados.

“Pero cuando se resuelvan se podrá pasar de la viabilidad técnica alcanzada hoy a la viabilidad económica que permita su explotación comercial”, apunta Chamorro. Según un informe del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con una adecuada inversión en I+D, en 2050 se podrían instalar 100 GW eléctricos con esta tecnología en EE.UU.

“En el caso de España, los sistemas EGS también podrían tener una contribución significativa al mix energético nacional, reduciendo la dependencia energética del exterior y disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero”, concluye el ingeniero.

16 de junio de 2014 at 16:57 Deja un comentario

La turbina undimotriz supera con éxito las primeras pruebas

20140208-124347.jpg

Las primeras pruebas del generador undimotriz R115, desarrollado por 40South Energy para Enel Green Power (EGP), se han llevado a cabo en aguas de la Toscana (Italia) y han sido un éxito, según informa la empresa. EGP proyecta instalar estos dispositivos capaces de convertir en electricidad la energía de las olas en ambientes oceánicos y en el Mediterráneo.

Estas primeras pruebas del R115, que tiene una potencia instalada de 150 kW, han confirmado la actividad esperada de la máquina en ambiente marino y la extrema facilidad de instalación, permitiendo de este modo identificar una serie de mejoras más precisas para aumentar la duración en el mar, indica EGP en un comunicado.

Ahora, la eléctrica italiana inicia una segunda fase de pruebas en la misma zona, con el fin de optimizar materiales y geometrías de funcionamiento con el objetivo de instalar en un futuro próximo otras maquinarias de la misma tipología en el Mediterráneo y en ambientes oceánicos, en particular en Chile y EE.UU.

Los generadores de la familia R115 serán capaz de producir a pleno rendimiento unos 220.000 kWh al año, suficientes para satisfacer las necesidades de consumo de más de 80 familias, añade EGP. Pero la compañía se prepara para llegar mucho más lejos: siguiendo los presupuestos de funcionamiento y manteniendo las características esenciales del modelo que actualmente se encuentra en experimentación, 40South Energy desarrollará para EGP un nuevo generador marino con una potencia de 2 MW.

EGP generó en 2012 más de 25.000 millones de kWh a partir del agua, el sol, el viento y el calor de la tierra, una producción capaz de satisfacer las necesidades energéticas de alrededor de 10 millones de familias evitando la emisión a la atmósfera de más de 18 millones de toneladas de CO2, indica la empresa. La compañía dispone de una capacidad instalada de más de 8.700 MW, con un mix de generación que incluye energía eólica, solar, hidroeléctrica, geotérmica y biomasa. Actualmente, EGP cuenta con más de 740 plantas operativas en 16 países de Europa y América.

40South Energy es un grupo de empresas que proyecta, produce y comercializa generadores undimotrices. Fundada en 2007 en Inglaterra, actualmente está presente, además de en este país, en Italia y EEUU (California).

9 de febrero de 2014 at 13:45 Deja un comentario

Nuevas células termofotovoltaicas, aprovecharán la luz y el calor solar

El MIT ha presentado un desarrollo de célula para un panel solar capaz de asimilar tanto el calor como la luz del sol para producir energía. Con la introducción de una capa extra donde los nanotubos de carbono son la parte esencial, se ha logrado que el calentamiento de estos nanotubos produzcan una especie de incandencencia de unos nuevos cristales con una longitud de onda que posteriormente la célula fotovoltaica clásica puede aprovechar y sumar esta energía a la que de por sí ya podía generar.

La teoría asociada a este nuevo tipo de panel solar nos dejaría según sus desarrolladores, una eficiencia teórica cercana al 80% (en la actualidad la teoría sería de un 33.7 % máximo, con un 1% en la realidad) aunque por ahora solo han conseguido alcanzar poco más de un 3%. Su promesa la cifran en un 20%, así como costes de fabricación más bajos para hacerla realidad de forma comercial.

Leer más: Células Termo-fotovoltaicas

20140121-223918.jpg

21 de enero de 2014 at 22:40 Deja un comentario

Hidrógeno a partir de agua y luz

20131225-225724.jpg

Un grupo de investigadores han descubierto un catalizador que puede obtener hidrógeno separando el oxígeno del agua usando sólo luz solar y nanopartículas de óxido de cobalto. El descubrimiento puede dar lugar a una fuente de energía limpia y renovable.

Los resultados de las investigaciones han sido publicados en la revista Nature Nanotechnology. Bao Jiming, autor principal del artículo y profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación de la Universidad de Houston, la importancia de la investigación radica en el descubrimiento del nuevo fotocatalizador y el potencial de la nanotecnología.

La separación de las moléculas de agua mediante fotocatálisis se lleva investigando desde la década de 1970. Pero nunca antes se había usado óxido de cobalto para este fin. El proyecto se basó en otros experimentos de investigadores de la Universidad de Houston, la Universidad Estatal de Houston, la Academia China de Ciencias, la Universidad del Estado de Texas, la empresa de ópticas Carl Zeiss Microscopía LLC y la Universidad de Sichuan.

Los investigadores usaron las nanopartículas de dos maneras: mediante un láser y de forma mecánica. Bao señala que, aunque hay algunas diferencias, ambos métodos han funcionado. En los experimentos se han usado distintas fuentes de luz, desde un láser a la luz blanca que simula el espectro solar. Bao asegura que la reacción puede funcionar igual de bien usando la luz solar de forma natural, así que no necesitaría energía extra para completar el proceso.
Cuando se añaden las nanopartículas y se aplica la luz, el agua se divide en hidrógeno y oxígeno casi instantáneamente, produciendo el doble de hidrógeno que de oxígeno, según la relación dos a uno de las moléculas de agua.

Aumentar la eficiencia del proceso

El experimento demuestra que hay un potencial enorme como fuente de combustible renovable. La tasa de eficiencia es del 5%, una tasa de conversión demasiada baja para ser viable comercialmente. Bao cree que habría que llegar a una tasa de eficiencia de, aproximadamente, un 10%, esto es, que el 10% de la energía solar incidente se convierta en energía química para producir hidrógeno.

Hay otras cuestiones que hay que resolver, en general, para reducir costes y para ampliar la vida útil de las nanopartículas de óxido de cobalto, ya que no funcionaban después de una hora de reacción.

Leer más :hidrógeno, luz y nano partículas

25 de diciembre de 2013 at 23:02 Deja un comentario

Energía bacteriana a partir de aguas residuales.

20131222-234321.jpg

Existen bacterias con la capacidad de producir electricidad cuando «digieren» materia orgánica.

Hace mucho tiempo que se conocía de la existencia de tales microbios, que al evolucionar en ambientes idóneos desarrollaron las características necesarias para generar reacciones químicas con minerales que contienen óxido, a fin de obtener el «combustible» que necesitan para vivir.

Durante el último decenio, algunos grupos de investigación han puesto a prueba varias maneras de usar estos microbios como biogeneradores de electricidad, pero explotar con la debida eficacia esta fuente potencial de energía ha sido todo un desafío.

La pila eléctrica microbiana que han desarrollado Yi Cui, Craig Criddle, Xing Xie, Meng Ye, Po-Chun Hsu y Nian Liu, de la Universidad de Stanford en California, cuenta con la novedad, respecto a los modelos previos, de que su diseño es simple aunque eficiente.

Los creadores de esta singular batería eléctrica esperan que sea usada en lugares como las plantas depuradoras para tratamiento de aguas residuales, o en labores como descomponer sustancias contaminantes orgánicas en las «zonas muertas» de bastantes lagos y de algunos sectores marinos costeros.

Leer más: electricidad bacteriana.

22 de diciembre de 2013 at 23:50 Deja un comentario

Hidrógeno almacenado a partir del viento para producir energía.

20131215-153714.jpg

No es el primer proyecto pero seguramente sí el más ambicioso. El Gobierno alemán acaba de hacerlo público: quiere utilizar energía eólica para romper la molécula del agua (H2O), extraer así hidrógeno (H2), almacenarlo en forma de gas y utilizarlo como combustible para los vehículos o como fuente de electricidad a demanda, es decir, cuando haga falta.

El proyecto pretende evitar que se desperdicie la energía que no pueden inyectar en las redes eléctricas los parques eólicos alemanes cuando sopla mucho el viento y es baja la demanda, por ejemplo, a determinadas horas de la noche.

La distribuidora de electricidad Stadtwerke Mainz, el fabricante de gases industriales Linde, la multinacional Siemens y la Universidad de Ciencias Aplicadas de RheinMain acaban de hacer público el lanzamiento del proyecto, consistente en la construcción de una formidable central de electrólisis en el distrito de Hechtsheim, en Mainz (la electrolizadora es la instalación que rompe la molécula del agua y obtiene hidrógeno). Las obras del denominado Parque de la Energía de Mainz (Energiepark Mainz) comenzarán en la primavera de 2014, según han confirmado las partes. La iniciativa, que cuenta con un presupuesto de diecisiete millones de euros, está apoyada por el Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Tecnología de Alemania.

Según sus promotores, después de su puesta en marcha, que está previsto suceda en 2015, el objetivo último del Energiepark Mainz es hacer «una significativa contribución al éxito de la Energiewende de Alemania» (que así ha denominado el gobierno de aquella nación al cambio de rumbo que quiere imprimir a su política energética, en pos de un horizonte cero nuclear y 100% renovable). Mainz quiere convertirse así -según informan sus promotores- en una especie de «faro» de esa política. El proyecto consistiría en fin en la construcción de una planta de electrólisis que produzca con energías renovables hidrógeno para su almacenamiento, su distribución mediante camiones cisterna o su inyección en la red de gas natural para su uso en la generación de calor o electricidad.

Leer más: H2 del viento.

15 de diciembre de 2013 at 15:41 Deja un comentario

Company Makes CO2 Into Liquid Fuel, with Help from a Volcano

An Icelandic company figures out how to make methanol from waste CO2, but the economics may not work without a nearby volcano.

20131201-000323.jpg

When a geothermal power plant started spewing hot water into the barren, volcanic landscape of Iceland’s Southern Peninsula in 1976, the locals turned the steaming lake into a health spa that’s now frequented by half a million people a year. Now a small Icelandic company is hoping to turn a profit from waste carbon dioxide from the same plant.

Carbon Recycling International has built an adjacent plant that converts the carbon dioxide into methanol, a fuel and feedstock for making plywood, paints, and other products. It may be the first company anywhere to demonstrate a commercially viable way of making liquid fuel directly from carbon dioxide, something that could help reduce greenhouse gas emissions.

So far, though, the economics work only in rare places that have cheap power and cheap carbon dioxide. For carbon dioxide recycling to make a big dent in greenhouse gas emissions, we’ll need breakthroughs in catalysis and almost certainly a tax on emissions of carbon dioxide to provide an incentive to capture and use it.

In Iceland, industrial prices for electricity are only four cents per kilowatt-hour, roughly a third of what industry pays in Germany or in New England in the United States.

The carbon dioxide emitted by the geothermal plant is also cheaper to capture than the carbon dioxide from fossil-fuel power plants. At coal-fired plants, carbon dioxide is a product of burning coal in air—the resulting flue gas, like air, is mostly nitrogen, and separating the carbon dioxide is expensive.

Geothermal plants are powered by water heated by hot rocks underground, often those associated with volcanoes. Carbon Recycling brands its methanol Vulcanol, says CEO K-C Tran, because “it’s made with energy from a volcano.” Carbon dioxide is formed by the decomposition of underground carbonate rocks. The amount of carbon dioxide is relatively small—roughly one-20th as much as for coal-fired power plants per kilowatt-hour of electricity. But the geothermal plant emits highly concentrated streams of carbon dioxide that require less energy and equipment to separate and capture.

To make methanol from carbon dioxide, you need a source of hydrogen, since methanol is partly made of hydrogen. Hydrogen is also a fuel in its own right and provides the chemical energy needed to form methanol. Carbon Recycling gets its hydrogen by using electricity from the geothermal power plant to split water. Tran says that the process will be profitable by next year, when its five-million-liter methanol plant is operating at full capacity.

Leer Más: volcano Energy

1 de diciembre de 2013 at 00:22 Deja un comentario

Bloom, granja marina de fitoplancton que disminuirá el CO2 atmosférico.

20131124-231441.jpg

Se llama Bloom, pero el nombre pocas pistas da sobre ella, una increíble granja futurista que bien podría acabar siendo un invento redondo. Para empezar, tiene forma circular, y es precisamente su estructura esférica lo que le hace sumar puntos para afrontar el cambio climático y las subidas del nivel del mar gracias a su gran sensibilidad a los cambios, mientras su interior alberga acuarios de gran tamaño que cultivan fitoplancton.

Lo de cultivar fitoplancton y, en general, organismos marinos microscópicos, es el quid de la cuestión, pues está pensada para permanecer semi-sumergida en aquellas áreas oceánicas especialmente necesitadas de oxígeno. Su tarea sería reforzar la absorción de dióxido de carbono (CO2) y su transformación en oxígeno gracias a la fotosíntesis.

Como es sabido, el fitoplancton juega un papel clave en su eliminación, pues los océanos son grandes sumideros de carbono, por lo que estas granjas se situarían en lugares estratégicos, justo allí donde fueran más necesarias, pues su estructura es fácil de instalar, ya que está anclada al fondo del mar por un sistema de cables.

Zonas más afectadas

Según Sitbon Architectes, sus creadores, su funcionamiento serviría para regular la cantidad de oxígeno en las zonas más gravemente afectadas por el calentamiento global. A su vez, dispone de un mecanismo capaz de convertir el agua salada en agua dulce y, puestos a pedir, se me ocurre que incluso podría llegar a servir para cultivar algas comestibles o, por qué no, también para su uso como biomasa.

20131124-231836.jpg

24 de noviembre de 2013 at 23:20 Deja un comentario

Entradas anteriores


octubre 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31