Posts tagged ‘Biodiésel’

Oslo: la ciudad que compra basura para producir energía limpia

20130512-122636.jpg

La basura nos desborda. Bolsa a bolsa, los españoles producimos más de 28 millones de toneladas al año (un kilo y medio por persona y día) y las expectativas son que estas cifras seguirán aumentando. En las plantas de tratamiento de residuos se intenta reaprovechar la mayor parte de las basuras y reducir al mínimo la cantidad que va al vertedero o se quema en una incineradora. Pero sigue siendo demasiada y hemos comprobado como vertederos e incineradoras se están saturando.

La alternativa la encontramos en las tres “R”: reducir, reutilizar y reciclar. En España reciclamos poco y mal, apenas un 13%. Aunque, es cierto que hay localidades con buenos programas de recogida selectiva donde se recupera hasta el 80% de los residuos, todavía queda mucho por hacer. Mucha gente se ampara en el “para qué vamos a reciclar si ya lo hacen en las plantas de tratamiento de basuras”.

Existe otra alternativa mucho más eficiente:

Mientras la mayoría de las ciudades del mundo enfrentan constantes problemas para deshacerse efectivamente de sus desechos, Noruega ve subexplotada su capacidad de reciclaje industrial a gran escala.

Oslo, capital de Noruega, a diferencia de la mayoría de las ciudades del mundo es una ciudad que no sólo produce basura sino que la importa. Barcos con basura proveniente de Inglaterra, Irlanda e incluso de sus vecinos suecos llegan con sus fétidas toneladas a laguna de las muchas plantas industriales que transforman los residuos de nuestra era de consumo desmedido en energía eléctrica y calorífica.

Se estima que más o menos la mitad de la ciudad y la mayoría de las escuelas utilizan calefacción proveniente de basura quemada: desechos caseros, desperdicios industriales e incluso materiales tóxicos provenientes de fábricas y hospitales (además de drogas decomisadas incluyendo alcoholes importados ilegalmente) terminan en uno de los muchos centros de combustión de basura.

Sin embargo, esta fuente alternativa de combustibles no-fósiles se halla en una paradójica disyuntiva: la ciudad de 1.4 millones de habitantes produce una cantidad mínima de basura, por lo que Oslo literalmente necesita importarla de otros países. En el Norte de Europa se producen unas 150 toneladas de basura al año, lo que según los expertos se quedaría muy corto para la capacidad noruega, que puede procesar más de 700 millones de toneladas.

Según Hege Rooth Olvergsveen, asesor del programa de recuperación de desechos de Oslo, la basura “es un mercado en crecimiento.” Aunque los suecos y los ingleses estén implementando programas similares (en Inglaterra vender la basura resulta rentable para reducir impuestos a los tiraderos), los noruegos siguen a la cabeza del mundo en la producción de combustibles: no sólo producen energía a partir de la basura, sino que se encuentran entre los 10 más grandes exportadores de hidrocarburos y gas, además de tener abundantes reservas de carbón y una red de más de 1000 plantas hidroeléctricas que producen energía limpia gracias a la vasta red acuífera de sus montañas. Pero según Pal Mikkelsen, director de una de las plantas de reciclaje más grandes del país, quemar la basura fue “una apuesta por la energía renovable, para disminuir el uso de combustibles fósiles.”

La posibilidad de utilizar estos desechos como energía va de la mano de un cambio en los hábitos de la población, algo sólo posible mediante la educación: los noruegos tienen un sistema de separación de basura completamente funcional. La basura doméstica se separa en bolsas verdes para desechos orgánicos, azules para plásticos y el vidrio en otra. Las bolsas de colores son ofrecidas gratuitamente por el gobierno.

Las bolsas son separadas automáticamente en las plantas por sensores computarizados, disponiendo de ellos en los incineradores adecuados. La planta donde trabaja Mikkelsen, además, compite a nivel arquitectónico con la recientemente inaugurada casa de la ópera en Oslo.

Pero por atractivo que pudiera parecer este método de reciclaje, podría no ser una solución medioambiental sustentable a largo plazo. Lars Haltbrekken, líder de uno de los grupos de ambientalistas noruegos más antiguos del país, afirma que importar basura es bueno, mientras la prioridad principal siga siendo reducir los desechos, no generar una demanda mayor de estos.

En la lista de tareas ambientales, según Haltbrekken, producir menos basura debería ser prioritario, mientras que generar energía alternativa a partir de la basura debería ser el último. “El problema es que nuestra última prioridad está en conflicto con la primera.”

Mientras los gobiernos del mundo comienzan a adoptar la apuesta por producir combustibles alternativos de manera sustentable, el curioso caso de Noruega permanece como un referente para cualquier estrategia de reciclaje a gran escala en el mundo.

Anuncios

12 de mayo de 2013 at 12:32 Deja un comentario

Produce tu propio diesel en casa por 4 euros cada 20 litros

En lugar de obstruir los desagües y herir depuradoras de aguas residuales, sabes que con el aceite de cocina usado se podría encender tu coche? Un nuevo dispositivo llamado BioBot 20 diesel hace más fácil reciclar el aceite de cocina y convertirlo en biodiesel, dentro de tu casa.
Cada 20 litros producidos te costaran 4 €.

Leer más: http://www.biobot.org.uk/

19 de marzo de 2013 at 23:34 Deja un comentario

Nuevo material que convierte CO2 en hidrocarburos

20130215-234358.jpg

Producir energía barata y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera son dos de los objetivos de muchas investigaciones que pretenden así evitar el deterioro del planeta Tierra. Desde ahora esa quimera está un poco más cerca porque investigadores de la UGR han desarrollado un nuevo material, a base de carbón dopado, que permite producir energía a bajo coste y reducir las emisiones. Se trata de un gel, que se acaba de patentar, y que permite convertir el CO2 de nuevo en hidrocarburos, mediante una transformación electro-catalítica, ahorrando una gran cantidad de tiempo y dinero.

En la actualidad, las centrales de energías renovables (eólica, solar o mareomotriz) producen picos de energía que se desperdicia, porque no coinciden con las necesidades energéticas. Almacenar esta energía en baterías para aprovecharla posteriormente sería un proceso muy costoso, que requiere grandes cantidades de metales puros muy caros, como el níquel o el cobre, por lo que apenas se realiza.

El gel de carbón dopado desarrollado en la UGR actúa como un electrocatalizador altamente disperso (está formado en un 90% de carbón y una baja cantidad de metales pesados) y efectivo, por lo que permite transformar el CO2 en hidrocarburos a bajo coste. Este nuevo material, desarrollado íntegramente en la institución granadina tras más de 10 años de investigación sobre geles de carbón, ha sido patentado por la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI).

Como explica el investigador principal del proyecto, Agustín F. Perez-Cadenas, el gel de carbón dopado “no es una solución mágica para evitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y acabar con la contaminación causada por el efecto invernadero, pero permite reducirlas considerablemente y disminuir también los costes energéticos”. De momento, este sistema se encuentra en una fase de laboratorio, y no se ha aplicado aún en plantas energéticas reales, si bien las pruebas realizadas en la UGR han dado lugar a resultados “altamente prometedores”.

El equipo investigador que está trabajando en esta investigación está formado por los profesores Agustín F. Pérez Cadenas, Carlos Moreno Castilla, Francisco Carrasco Marín, Francisco J. Maldonado Hodar y Sergio Morales Torres, además de María Pérez Cadenas (UNED).

15 de febrero de 2013 at 23:51 Deja un comentario

Biodiesel de caña de azúcar

Al Costa, director general de Alkol, consultora española especializada en etanol y caña de azúcar, defiende el cultivo de esta planta en España por su capacidad para generar variados productos. Destaca especialmente los relacionados con la energía (etanol y electricidad) y añade la última aportación en este campo: biodiésel. En Brasil ya funcionan cientos de autobuses con biodiésel a partir de caña de azúcar, obtenido gracias a la modificación genética de la levadura de la cerveza. Además, una misma planta puede producir etanol y biodiésel.

Un mantra común entre los defensores de la caña de azúcar como fuente de biocombustibles es su capacidad para generar un sinfín de productos. De hecho, mientras que en España se cultiva únicamente para producir azúcar y etanol, países líderes en su producción, como Brasil o India, obtienen también electricidad (con la combustión del bagazo), vinaza y compuestos químicos como furfural y amoníaco, entre otros. En cuanto a transportes sostenibles, el único biocombustible que se generaba en cualquier lugar del mundo era el etanol. Y es un problema en España, donde hasta el 75 por ciento de los coches en circulación se mueven con diésel.

20130209-200840.jpg

20130209-200958.jpg

Leer más: cańa y biodiesel

9 de febrero de 2013 at 20:12 Deja un comentario

Biodiesel a partir de azucares del Sauce

Imagen

Algunas especies de sauce, cultivadas tradicionalmente para tejer muebles o crear objetos de cestería, se consideran ahora una fuente importante de energía respetuosa con el medio ambiente. Se ha descubierto recientemente que los sauces cultivados para obtener este tipo de energía son capaces de producir hasta cinco veces más biocombustible si se cultivan en diagonal que aquellos que crecen de forma natural, es decir, hacia arriba.

 Hasta ahora no existía una explicación que justificase por qué algunos sauces producían más energía que otros. Investigadores británicos descubrieron la razón mediante la observación de ejemplares silvestres y en plantaciones del Reino Unido: un rasgo genético que se activa en algunos ejemplares cuando se encuentran en ángulo, como es el caso de los árboles que crecen azotados por un viento lateral fuerte y constante.

En estos casos se produce un exceso de moléculas estructurales de azúcar en las ramas del sauce que tratan de enderezar la planta. Estos azúcares de alta energía se fermentan para obtener biocombustibles tras la cosecha de estas plantas. El proceso de cosecha utilizado en la actualidad aún debe mejorarse para que pueda competir con la producción de combustibles fósiles.

Leer Más: Biodiesel del Sauce

3 de febrero de 2013 at 20:47 Deja un comentario

Producen biodiésel con escamas, vísceras y aletas de pescado

Las escamas de pescado son algunos de los residuos que pueden usarse para producir biocombustible.

Imagen

Una compañía vietnamita dedicada a la producción de filetes de pescado congelado participa en un proyecto internacional centrado en la producción de biodiésel como alternativa para aprovechar los residuos generados en las tareas de procesamiento.

La empresa, Hiep Thanh Seafood, desecha cerca de 80 toneladas de escamas, vísceras y espinas, que en realidad tienen un gran valor comercial, dado que podrían usarse para producir energía, informó Deutsche Welle Español.

El proyecto contempla la extracción de aceite del pescado y su modificación química mediante la adición de metanol.

No todos los pescados son aptos para este procedimiento: el requisito fundamental es que tengan un alto contenido de grasa, requisito que reúne el panga (bagre tra), por ejemplo.

Vietnam es el tercer mayor productor acuícola del mundo y es líder en la exportación panga.

Alrededor de 3.300 kilómetros de su costa y del delta del Mekong presentan buenas condiciones para la cría de peces.

El proyecto Enerfish, financiado en parte por la Unión Europea (UE),  estudia las formas en que los desechos de pescado pueden ser convertidos en biodiésel y cómo esta energía se puede utilizar de manera inteligente.

Según Aulis Ranne, coordinador del proyecto del Centro de Investigación Técnica de Finlandia (VTT), la idea de este proyecto surgió de un viaje que hizo a Vietnam.

“Un guía nos habló de la gran cantidad de productores de pescado y de la falta de electricidad en la región”, recordó.

Los ejecutivos de la firma vietnamita esperan producir unas 13 toneladas de biodiésel por día cuando el sistema esté funcionando a pleno.

Además, pretenden establecer “una economía circular”: como la planta de biodiésel y las instalaciones de producción se encuentran cercanas, los residuos de la fábrica pueden ser procesados para generar el biocombustible.

Asimismo, la planta de biodiésel puede alimentar sus generadores y así cubrir su propia demanda de energía.

“La empresa necesita electricidad para procesos de enfriamiento y congelamiento”, indicó Ranne.

La compañía también pretende ahorrar anualmente el equivalente a 14.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En opinión de Son Ha Dang, científico del Centro de Investigación para Energía y Medio Ambiente y socio vietnamita del proyecto, el beneficio de esta iniciativa es la seguridad energética.

“El proyecto ayudará al Gobierno a adquirir experiencia con esta tecnología”, señaló.

Ranne anticipó que también se producirá biodiésel en Brasil, que Kenia ya manifestó su interés en la misma tecnología.

21 de enero de 2013 at 19:23 Deja un comentario

Nuevos Biocombustibles a partir de Hongos

Científicos encontraron un medio económico para degradar celulosa y generar energía limpia a partir de un hongos.

Usando una combinación de técnicas de microscopia, los investigadores han descubierto que las enzimas degradadoras de celulosa producidas por hongos son capaces de desglosar celulosa para la producción de biocombustible más eficientemente que los complejos multi-enzimas generados por bacterias.

El científico Shi-You Ding y colegas sabían que encontrar un medio económico para degradar celulosa hasta llegar a azúcares permanece aún como uno de los principales desafíos que enfrenta la producción de biocombustible hoy en día, por lo que usaron una serie de diversos microscopios para poder observar los distintos sistemas de enzimas al atacar las paredes celulares de plantas en tiempo real.

Sistemas enizmáticos

Sus observaciones sugieren que la cara hidrofóbica de la celulosa es el blanco primario de ambos sistemas enzimáticos -micótico y bacteriano-y que, después de que la lignina leñosa es removida de la celulosa, las enzimas micóticas penetran la estructura porosa de las paredes celulares más efectivamente que las enzimas bacterianas.

A la luz de sus hallazgos, los investigadores sugieren que las soluciones de pre-tratamiento deberían enfocarse en maneras para remover o modificar la lignina para que los azúcares fermentables contenidos dentro de la celulosa permanezcan estables e intactos.

2 de diciembre de 2012 at 22:27 Deja un comentario

Algas marinas GM funcionan para producir biocombustibles


Desarrollo de algas en cajas de Petri. (Foto: Sapphire Energy)

Algas marinas GM funcionan para producir biocombustibles

Cliquee en la bandera para mas informacion sobre Estados UnidosESTADOS UNIDOS 
Thursday, November 29, 2012, 01:50 (GMT + 9)

 

Investigadores de la Universidad de California en San Diego y de Sapphire Energy Inc. han demostrado, por primera vez, que las algas marinas genéticamente modificadas (GM) pueden ser tan capaces como las algas de agua dulce para la fabricación de productos de interés industrial como las enzimas o los biocombustibles.

Los científicos desarrollaron algas marinas modificadas para producir cinco tipos diferentes de enzimas de importancia para la industria. Y sugieren que el mismo proceso podría utilizarse para mejorar el rendimiento de compuestos similares de petróleo con estas algas de agua salada.

Los resultados de la investigación fueron publicados en un artículo del último número de la revista Algal Research.

La capacidad de transformar genéticamente las algas marinas para que sirvan para producir biocombustibles es importante porque amplía los tipos de entornos en los que las algas pueden ser cultivadas con este fin. El estudio de la Universidad de California, San Diego, sugiere que los biocombustibles de algas pueden producirse en el mar o en el agua salobre de esteros, o incluso en terrenos agrícolas que ya no pueden ser cultivados por el alto contenido de sal en el suelo.

“Lo que nuestro estudio muestra es que podemos lograr con las especies marinas exactamente lo que ya hemos hecho con las especies de agua dulce. Hay cerca de 10 millones de acres de tierra en EE.UU. que ya no pueden usarse para la agricultura y que podrían utilizarse para producir algas para biocombustibles. Las especies marinas de algas tienden a tolerar un rango de ambientes salinos, pero muchas especies de agua dulce no hacen lo contrario; no toleran ninguna sal en el medio ambiente”, explica Stephen Mayfield, director del proyecto.

Mayfield, profesor de biología en la Universidad de California, San Diego, también dirige el Centro de San Diego para la Biotecnología de Algas (SD-CAB), un consorcio de instituciones de investigación de la región que trabaja para producir biocombustibles de algas que sean viables para el uso como combustibles de transporte en el futuro.

“Pero ahora lo hemos conseguido. Esto significa que ahora se puede utilizar el agua de mar para desarrollar las algas que se utilizan para producir biocombustibles. Y una vez que se puede usar el agua del océano, ya no estamos limitados por las restricciones asociadas con el agua dulce. El agua del océano es simplemente un recurso no limitado en este planeta”, agrega el investigador.

Los biólogos de la UC San Diego centraron su estudio en una especie de alga marina, Dunaliella tertiolecta, que antes había sido objeto de estudios científicos para la posible producción de biocombustibles debido a su alto contenido de aceite y su capacidad de crecer rápidamente bajo una amplia gama de pH y concentraciones de sal.

Para demostrar que podría utilizarse en la producción de biocombustible comercial, los investigadores introdujeron cinco genes en el alga, que produjeron cinco tipos diferentes de enzimas que podrían utilizarse en un entorno industrial, no sólo para convertir la biomasa en combustible, sino también para aumentar la disponibilidad de nutrientes en la alimentación animal. Algunas de estas enzimas, por ejemplo, provienen de un hongo que degrada el material vegetal en azúcares simples.

“Esperamos llegar a determinar si todas las algas, después de la extracción del aceite, pueden usarse como un aditivo de los piensos para mejorar la alimentación animal. La alimentación animal es un mercado que mueve un volumen relativamente alto y que podría beneficiarse de las proteínas de las algas producidas como aditivos para la alimentación”, escribió el equipo.

editorial@fis.com
www.fis.com

2 de diciembre de 2012 at 21:07 Deja un comentario

Nuevo Biocombustible de paja

 

Nuevo biocombustible, de paja → etanol biocombustibles peroleo petroleo de paja paja

 

BP Finaliza el plan para construir una Planta de Biocombustible
British Petroleum, (BP) el jueves canceló los planes para construir una plataforma en Florida para convertir plantas resistentes como la caña en biocombustible. BP es la segunda compañía de petróleo más grande del mundo y quiere producir la”próxima generación” de etanol a partir de cultivos no alimentarios.

Los biocombustibles se han convertido en un problema político ya que las empresas luchan para producir cantidades comerciales y cumplir con un mandato político.

BP dijo que ahora prevé centrarse en la investigación y el desarrollo, así como las licencias de su tecnología de biocombustibles, en lugar de construir la planta de 36 millones de dólares con plantas que sirven para alimentarse.

“Dada la gran cartera y crecientes oportunidades de inversión disponibles de BP a nivel mundial, creemos que el interés de nuestros accionistas en futuras inversiones ha hecho que se cancele la construcción de la planta e invertir mejor en un futuro en mejores biocombustibles y en otros proyectos más atractivos”, dijo Geoff Morrell, presidente de la compañía, en los medios de comunicación.

En abril, la Royal Dutch Shell y Iogen desecharon los planes de construir una planta a escala comercial en Canadá para producir etanol a partir de residuos de paja y plantas.

Después de haber arrasado bosques para producir biocombustibles, al fin se han dado cuenta que biocombustibles, sí, pero no a costa de la pobreza de muchos ciudadanos que han dejado de tener alimento ya que hayan arrasado la vegetación, provocando así la desaparición de los animales que de ella depende.

2 de noviembre de 2012 at 10:03 Deja un comentario

Un informe duda de la sostenibilidad del biocombustible con base en algas

Los biocombustibles elaborados a partir de algas no se pueden producir en la actualidad a gran escala sin el uso de cantidades insostenibles de energía, agua y fertilizantes, según un informe de la National Research Council (Consejo Nacional de Investigación), parte de la National Academies, un grupo de instituciones privadas sin fines de lucro que asesora al Gobierno de EEUU sobre las políticas de ciencia, tecnología y salud.

Un informe duda de la sostenibilidad del biocombustible con base en algas

Esta evaluación de la sostenibilidad de la producción de algas como biocombustible fue encargada por el Departamento de Energía, que ha hecho grandes inversiones en proyectos de desarrollo de los combustibles alternativos. Según el encargado de prensa de esa repartición, Jen Stutsman, dicho informe “subraya la necesidad de continuar la investigación y el desarrollo de biocombustibles de algas para hacerlos sostenibles y competitivos en el costo, además de poner de relieve el potencial a largo plazo de esta tecnología y por qué vale la pena intentarlo”.

El estudio, titulado Desarrollo Sostenible de los Biocombustibles de Algas y ejecutado por un comité conformado por 15 expertos en la materia, parte de una inquietud: “¿Podría el uso de algas para producir biocombustibles ser la respuesta a la disminución de la dependencia del petróleo extranjero?”.

Según se asegura en el prefacio, la realización del informe, que abarca más de 250 páginas, significó la revisión de muchos estudios científicos e informes del gobierno y la industria,
y la consulta a representantes de empresas, expertos académicos y directores de los programas de las agencias de Gobierno que se ocupan de la producción de biocombustibles de algas.

De todos modos, el trabajo no plantea un rechazo definitivo de los biocombustibles con base en algas, sino un reconocimiento de que su desarrollo podría llevar más de lo esperado.

30 de octubre de 2012 at 10:45 Deja un comentario

Entradas antiguas


mayo 2019
L M X J V S D
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031